Consejos para ahorrar con el aire acondicionado

Consejos para ahorrar energía y dinero al conectar el aire acondicionado:

Ha llegado el asfixiante calor a España y es importante buscar la forma de estar frescos para evitar los sustos y problemas de salud que las altas temperaturas pueden ocasionar. Los ventiladores y las ventanas abiertas son buenas soluciones a la hora de buscar un respiro, sin embargo tanto las viviendas de costa como las de interior, los pequeños pueblos y las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, todas estas zonas cuentan con aparatos de aire acondicionado funcionando a tutiplén prácticamente las veinticuatro horas del día.

Esto implica que las grandes compañías eléctricas anden frotándose las manos en esta época del año puesto que las facturas se multitud de domicilios particulares y oficinas serán enormes. Sin embargo, muchas veces el mal uso de los climatizadores provoca un mayor gasto de energía que el hecho de tenerlo encendido. Por ello es importante cumplir con una serie de consejos que nos ayudarán a estar frescos sin tener que hipotecarnos al pagar la factura de la luz. Son los siguientes:

-Comprar el aparato de aire acondicionado adecuado para el recinto en el que lo vamos a instalar. Muchas veces creemos que lo caro es lo mejor, sin embargo hay climatizadores a precios muy altos que cuentan con mayor potencia de la que necesitamos. Esto implica un gasto mayor que se reflejará debidamente en la factura.
-Cerrar bien puertas y ventanas. De nada sirve cumplir con todos los requisitos energéticos si después dejamos que el aire fresco se escape por puertas y ventanas. Es importante tomar una serie de medidas que permitan que el aire acondicionado no tenga que realizar un sobreesfuerzo para enfriar un habitáculo.

-Es importante decidir qué temperatura es la ideal para mantener fresca una estancia, y mantenerla a pesar de que lleguemos de la calle con mucho calor. Normalmente, rondar los 25 grados de temperatura en el interior es lo ideal ya que no implica un cambio de temperatura radical respecto al exterior y nos permite mantener encendido el aparato durante más tiempo. Y es que en ocasiones llegamos a casa con mucho calor y decidimos poner el aire a 18 grados, obligando al aparato a hacer uso de una potencia mayor, lo que se traduce en más gasto.

-Limpiar bien los filtros cada año es obligatorio si queremos que el aparato funcione perfectamente y sin complicaciones. En ocasiones esta zona del aire acondicionado está obstruida, lo que obliga al motor a realizar un sobreesfuerzo para alcanzar la temperatura que le hemos marcado con el mando a distancia. Esta limpieza es fácil de realizar ya que el filtro puede desencajarse de forma sencilla. Un trapo y un limpiacristales suelen ser suficiente para dejarlo como nuevo.

-Aprovecha las horas de menos calor para ventilar la habitación. Esto permite dar un respiro al gasto que implica el aire acondicionado y además permite que entre aire fresco a la estancia.
-Maneja los programas del climatizador. Y es que no hay nada peor que despertarnos a media noche con frío por haber dejado encendido el aparato de aire acondicionado. Esto se puede solucionar fácilmente programando su apagado para dentro de una hora, con lo cual seguramente estaremos dormidos cuando se desactive.

[Total:0    Promedio:0/5]