Cómo desarrollar la app perfecta y conseguir que fracase en un tiempo récord

Teniendo en cuenta que 2017 terminó con más de 2,2 millones de apps disponibles en la App Store de Apple o con más de 3,5 millones de aplicaciones en Google Play, está claro que los desarrolladores tienen que hacer verdaderos esfuerzos por destacar en un mercado tan atomizado. Además, si tenemos en cuentas los datos de Statista, sólo el 37% de los usuarios que descargan una app siguen usándola un mes después, pero si avanzamos en el tiempo, tres meses después de la descarga, sólo dos de cada diez usuarios la sigue teniendo en su dispositivo.

“Todo el mundo da por hecho que los fabricantes más importantes cuentan con un equipo de calidad que valida todos los productos y que prueba cada solución antes de que salga al mercado”, asegura Alberto Moreno, director de calidad de Funciona, consultora digital española con oficinas en EEUU, Dubái y Colombia. “Sin embargo, es más complicado encontrar este tipo de departamentos en empresas medianas y pequeñas y eso supone una verdadera barrera a la hora de competir en un mercado en el que existen tantas posibilidades”.

Precisamente, con el objetivo de evitar precisamente este tipo de quejas por parte de los usuarios, Funciona ha creado un departamento específico de calidad con el que se garantiza que cualquier aplicación desarrollada por la compañía cumple con los exigentes estándares normativos, así como que ha sido probada siguiendo las estrictas políticas de experiencia de usuario que marca la consultora, de forma que la satisfacción del usuario se consiga desde el mismo inicio del proceso de diseño de la app.




[Total:0    Promedio:0/5]

Acerca del autor
Dani

Dani

Dani, responsable de interte.com Redactor Jefe de las noticias de internet y tecnología de interte.com desde 2015